Inicio » Blog » Yoga para adultos mayores.

Yoga para adultos mayores.

El yoga se ha convertido en una actividad física esencial en los adultos mayores por todos los beneficios que aporta. Su práctica ha de ser regular, para tener un cuerpo sano, flexible, ágil y una mente despejada. Los profesionales son los encargados de enseñar las posturas más adecuadas a las personas mayores que se animen a practicarlo. De este modo, podrán corregir movimientos no adecuados y como una forma de prevenir lesiones frecuentes y en ocasiones peligrosas en los adultos mayores.

Aquellas personas mayores con problemas óseos o musculares deben acudir primero al médico para que les aconseje cuales serían las posturas más adecuadas para ellos. Y es que el yoga además de los multiples beneficios que aporta y que detallaremos a continuación, ayuda a los adultos mayores a tener más energía y que su actitud ante la vida sea mucho más positiva. 

Beneficios del yoga en adultos mayores 

Con el yoga se practican posturas que benefician, en todo momento, al cuerpo. Y lo más recomendable es que se practique en un sitio abierto o por lo menos, bien ventilado, sin haber ingerido anteriormente alimentos.

En los adultos mayores los beneficios están centrados en: flexibilidad, equilibrio y dominio mental.

• Al realizar distintas posturas impulsamos la falta de movimiento que se adquiere en la tercera edad, por lo tanto se fomenta la flexibilidad. 

• Con el yoga se fomenta también el equilibrio lo que contribuye a evitar en cierto sentido las caídas, que en la tercera edad son un factor común y de riesgo importante.

• Al memorizar cada postura y estar concentrada se agiliza el dominio mental, cosa fundamental en la tercera edad que es cuando más se tiende a que la memoria se pierda con regularidad.

Además, con este ejercicio se refuerza músculos y huesos fundamentales ya que en los adultos mayores van debilitándose.  Así como, ejercicio de respiración lo que beneficia al aparato respiratorio para que se mantenga ventilado, lleve la energía y el oxígeno al cerebro, para regenerar neuronas y órganos vitales.

Incluso hay ejercicios específicos del yoga en los que se llevan a cabo ciertas posturas que pueden solucionar problemas relacionados con la presión arterial y el sistema nervioso y enfermedades del corazón. 

Las posturas más apropiadas para los adultos mayores tienen base en el Hatha Yoga y Tantra Yoga, puesto que son posturas en esta modalidad que se adaptan a la edad y salud del practicante.

En resumen, si practicamos yoga con regularidad pueden corregirse muchos problemas asociados con la tercera edad como por ejemplo: el insomnio, circulación insuficiente, problemas digestivos, estimular la flexibilidad muscular y corregir la postura ayudando a mejorar el estado físico.

Por lo tanto, los adultos mayores que deseen tener vitalidad, una actitud positiva con respecto a todo y sentirse llenos de energía, el yoga sería la opción perfecta para empezar a prácticas. Además de ser un excelente opción para sociabilizarse y por lo tanto, crear nuevas relaciones sociales, que llegados a una determinada edad, es bueno sentirse y estar en compañía.

2019-03-07T17:39:43+00:00