¿Qué Certificado de Profesionalidad necesito para trabajar en ayuda a domicilio?

Certificado de Profesionalidad para trabajar en ayuda a domicilio

El trabajo de asistente personal está cada vez más valorado en tiempos en que tanto el envejecimiento de la población, como el aumento del contingente demográfico de personas dependientes, están experimentando un más que notorio incremento. Tal aumento se ve acompañado, además, de un cortejo de leyes y normativas varias, en los más diversos países del globo, consagradas a respaldar la situación de las personas que padecen pérdida de la autonomía personal y que, en diversos grados, precisan de un asistente personal que les cuide y ayude en su vida diaria y en los más elementales menesteres de su cotidianeidad.

Y es que es fundamental señalar que un asistente personal es un cuidador de personas que se distingue considerablemente de otras categorías profesionales en el ejercicio de los cuidados a domicilio. Hay que puntualizar que un asistente personal no es lo mismo que un cuidador familiar o que en profesional de la ayuda a domicilio.

La asistencia personal es la herramienta indispensable para que una persona en situación de dependencia pueda vivir y desenvolverse con la mayor normalidad posible. Ello ha de llevarse a cabo respetando lo más posible la voluntad de la persona en situación de minusvalía o con graves problemas de salud o de movilidad.

Según la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad, firmada en la ONU en 2006, toda persona discapacitada tiene derecho a vivir de forma independiente. La labor del asistente personal es sencillamente facilitar esta vida independiente, no dirigirla ni condicionarla.

Sois muchos los que, vocacionalmente o porque os ha entrado el gusanillo de trabajar con nosotros, nos preguntáis cuáles son los estudios necesarios para poder adentrarse en el mundo de la ayuda a domicilio. Pues bien: para desempeñar este bello oficio, no sólo es necesario contar con determinadas cualidades y virtudes personales, como la templanza de carácter, la paciencia, el buen ánimo, la resiliencia, la empatía y la comprensión del otro en su difícil y dura situación, sino también contar con acreditación del nivel y especialidad profesionales que nos permitan ejercer según los requisitos legalmente establecidos. Asimismo, es importante que delimitemos bien las tareas a ejercer, y sepamos cuáles con las concretas diferencias entre asistente personal y cuidador.

Qué es un asistente personal

A menudo surgen las dudas y confusiones sobre qué es exactamente un asistente personal, y sobre las diferencias entre asistente personal y cuidador. Pues bien: un asistente personal de dependencia es un profesional que ayuda a una persona dependiente a desarrollar su vida con normalidad. Así, colabora con esa persona para que pueda realizar las tareas de su vida diaria sobreponiéndose a los impedimentos de sus enfermedades, problemas físicos, etc, que merman su autonomía física. Las principales labores que habrá de ejercer un asistente personal serían:

  • Ayuda personal. Tareas personales diarias de la persona en situación de dependencia: asearse, vestirse, desahogar sus necesidades fisiológicas, ayuda para beber, comer, desvestirse, pasar páginas, meterse en la cama, tomar anotaciones, etc. Cuanto mayor es el grado de pérdida de autonomía y dependencia de una persona (sea de cualquiera de los cuatro tipos: física, psíquica, sensorial o mixta) mayores y más frecuentes o permanentes habrán de ser, con toda lógica, el apoyo y cuidados brindados por estos profesionales tan imprescindibles y de tan bella y ardua tarea.
  • Tareas domésticas: lavar, planchar la ropa, hacer la comida, etc. También incluye hacer la compra y cocinar, de acuerdo con las exigencias específicas de la dieta prescrita por el médico en orden a las necesidades nutricionales y estado de salud de la persona dependiente.
  • Compañía: acompañar a la persona en situación de dependencia dondequiera que esta persona haya de ir y allá donde le sea necesaria. En este apartado, es particularmente importante la paciencia, empatía y el trato amable y cordial con estas personas, que, debido a sus problemas de salud, y a menudo también avanzada de edad, problemas de movilidad, etc, se ven tan a menudo condenadas a una mayor soledad de lo que es común y habitual en la rutina de nuestras sociedades, y precisan del acompañamiento para una mejor salud psíquica, afectiva y emocional.
  • Conducir: necesario para trasladar a la persona dependiente de unos lugares a otros, transportarle cosas, recoger a otros, etc.

Contratar a un asistente personal: se buscan profesionales formados

Pero para ello necesita una formación especializada con la que pueda desempeñar unas determinadas tareas, y hacerlo además de la forma más óptima posible, como es lógico.

El asistente personal trabaja bajo contrato de la persona en situación de dependencia o de su representante legal. Pero es preciso que tengamos bien claro que no existe un único perfil profesional de asistente personal, sino que estos tienden a especializarse en función de los concretos tipos de problemas que crean y mantienen una situación de dependencia en las diversas personas.

Cada vez es más frecuente el anuncio de “busco un asistente personal”, pero para contratar a un profesional de estas características el primer requisito siempre ha de ser que posea una sólida formación. Esta se halla regulada legalmente por el artículo 36 (apartados 1 y 2) de la Ley 39/2006, conocida como “ley de dependencia”. Aunque no se exige una formación reglada (como en el oficio de fisioterapeuta, por ejemplo), sí que es preciso adquirir unas competencias y habilidades (funcionales y sociales) que son impartidas en centros formativos (como el citado OVI de la Comunidad de Madrid), y estar familiarizado con la llamada Filosofía de Vida Independiente, que supone el respeto de la persona cuidada en todas y cada una de las tareas.

Cuidar a una persona dependiente es mucho más fácil y adecuado si contamos con profesionales especializados. Por eso es necesario conocer en qué consiste el trabajo de un asistente personal.

Como empresa perteneciente al sector del cuidado de mayores, queremos dejarte claras las diferencias entre los cuidados que pueden recibir los ancianos, ya que no es lo mismo trabajar en pisos tutelados, que en residencias o en el propio domicilio de la personas dependientes.

En cada caso, necesitarás un determinado Certificado de Profesionalidad.

¡Vamos a ver de qué trata cada caso y cómo puedes llegar a hacer de tu vocación tu profesión!

  • Residencias. Como bien sabes, se trata de la atención a los ancianos en centros cuando los familiares o amigos no pueden hacerse cargo en su propio domicilio. En este caso, deberás sacarte un Certificado de Profesionalidad en Atención SocioSanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales.
  • Centros de Día. Enfocados a ancianos con autonomía reducida, por lo que se ofrece una atención rehabilitadora, además de atención psicosocial y asistencia médica preventiva. Una profesión que necesita profesionales multifuncionales. Para dedicarte a esto necesitarás el Certificado de Profesionalidad en Atención SocioSanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales.
  • Pisos tutelados. Están referidos a personas cuya autonomía es plena pero que no tienen una vivienda o la que tienen no ofrece las condiciones adecuadas. En ellas, se ofrecen servicios de apoyo personal y social. Si quieres trabajar en este ámbito, necesitaras el Certificado de Profesionalidad en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en iIstituciones Sociales.

El Asistente Personal de discapacitados y dependientes en Madrid

La Comunidad de Madrid se ha implicado notablemente con la Asistencia Personal y con el oficio del asistente personal que se ocupa de ayudar profesionalmente a quienes se hallen en situación de dependencia.

Así, en la Autonomía de Madrid existe la Oficina de Vida Dependiente (OVD). Se trata de una unidad técnica y administrativa vinculada con la Dirección General de Asuntos Sociales autonómica. Su misión es coordinar la Asistencia Personal de la dependencia en todo el ámbito de esta Comunidad Autónoma. Pero también ofrece información y asesoramiento, formación (tanto a personas dependientes, como a aquellos interesados en formarse profesionalmente como asistentes personales), aconseja y apoya, crea bolsas de empleo de asistentes personales, etc.

Gracias a la nueva legislación de dependencia y a la mayor sensibilización de la sociedad con este problema, contratar a un asistente personal se está convirtiendo en algo cada vez más frecuente para encarar adecuadamente este tipo de situaciones.

Ayuda a domicilio

En este trabajo, el profesional se traslada al propio domicilio del paciente en situacin de dependencia y le ayuda en todas las necesidades que este pueda necesitar. Estas pueden ser psicológicas, domesticas o del hogar (es decir, todas las actividades de la vida cotidiana dependiendo del estado del anciano y de las horas que este necesite).

Aunque en mSoluciona Las Rozas tocamos varios puntos de la ayuda a los mayores, somos expertos en servicios de ayuda a domicilio. Si quieres formar parte de nuestro personal y quieres desempeñar el trabajo de asistente personal y así dedicarte a cuidar de personas dependientes en su propia vivienda, necesitaras el Certificado de Profesionalidad en Atención SocioSanitaria en Instituciones Sociales o el de Atención SocioSanitaria en Domicilio.

¡Contáctanos para más información!