Datos curiosos sobre la salud que probablemente no sabías

Datos curiosos sobre salud que no sabías

Existen datos curiosos sobre la salud que desconocemos y que pueden resultarnos tan sorprendentes como útiles. Las cosas más peregrinas y variopintas, un verdadero jardín de flores curiosas que diría un viejo escritor clásico español, que podrán aleccionarnos sobre temas de interés acerca de la vida saludable, despejar incógnitas, y demoler muchos mitos.

Una buen alimentación y hacer ejercicio son actividades vitales para mantenerse sano. Pero, como bien sabrás, no son las únicas. Lo cierto es que en ocasiones le damos demasiada importancia a algunos hábitos que no son del todo ciertos, a la vez que no nos han llegado a nuestros oídos otros que si lo son.

Hoy, desde mSoluciona Las Rozas, queremos que conozcas algunas curiosidades sobre salud y belleza, a la vez que descartas de tu itinerario algunos falsos mitos que pueden no estar haciéndote todo el favor que crees.

¿Crees que beber agua en las comidas engorda?

Pues no es así. De hecho, no solo no engorda, sino que aumenta la saciedad y nos ayuda incluso a comer menos.

Realiza ejercicio

La falta de ejercicio causa tantos fallecimientos como el tabaco en el mundo. No es sólo que las artes físicas puedan tonificarnos, revitalizarnos y revigorizarnos, contribuyendo a un mejor funcionamiento de articulaciones, músculos y órganos, así como del sistema circulatorio e incluso del cerebro; no sólo es que ello mejore el estado de las fibras musculares, zonas articulares y huesos.

Es que su ausencia puede ser letal, y, en todo caso, es harto dañina para la salud humana. Esta es una de las curiosidades sobre salud que debemos conocer como algo imprescindible.

Alterna el desodorante

Un consejo: cambia de desodorante cada seis meses. ¿Por qué? Las bacterias causantes del mal olor se vuelven resistentes con el tiempo a un producto.

¿De qué color tienes los ojos?

La Universidad de Kent te dice si eres guapo o no según la respuesta. De hecho, según un estudio, los ojos marrones en mujeres y azules en hombres son, según la institución, uno de los rasgos de la cara que verifican que eres guapo. ¿Cómo lo hicieron? Los investigadores llevaron a cabo más de cien entrevistas con el objetivo de averiguar qué parámetros tenía en cuenta la sociedad a la hora de determinar físicamente si una persona era guapa o no.

Obesidad por comer fuera de casa

Otro dato muy curioso: los estudios sanitarios han arrojado la inquietante conclusión de que las personas que desayunan, comen o cenan en restaurantes tienden más a caer en la obesidad. Este es otro de los datos curiosos sobre la salud que es fundamental conocer en una sociedad hiperactiva como la nuestra, donde comer fuera de casa es nota general y, a menudo, hasta predominante.

Flatulencias beneficiosas

Las flatulencias son beneficiosas para la salud circulatoria y reducen la presión arterial, con lo que pueden prevenir la hipertensión. Pero, por favor, no empieces a comer judías en abundancia después de haber leído esta frase.

La natación para la espalda

Puedes realizar ejercicios de natación para cada dolor de espalda que sufras. Para cada dolor de espalda hay un estilo de natación idóneo.

Tal y como aseguran los expertos, si sufres dolor en las cervicales lo mejor es incorporarse al estilo crol o a braza; para las personas que padezcan hipercifosis dorsal es mejor nadar a crol con la cabeza fuera; en caso de dolores lumbares aconsejan nadar a crol con la cabeza dentro, y en caso de hiperlordosis, realizar todos los ejercicios de espalda y braza vertical.

Reír es increíble

Reír cien veces equivale nada más y nada menos que quince minutos de ejercicio en bicicleta estática. Sea como fuere, y con la de lunáticos que hay en el mundo, quizá haya quien lea esto y se dedique a cosquillearse las axilas con una pluma de avestruz mientras cuenta sus propias risotadas con uno de esos aparatitos de contar personas en los museos.

Sentarse por mucho tiempo

Estar sentado durante más de tres horas al día puede abreviar en dos años la esperanza de vida de una persona. Este dato es particularmente lóbrego en un mundo como el nuestro, particularmente abocado al sedentarismo.

Los dedos y la promiscuidad

Aunque no te lo creas, hay científicos que prueban que el tamaño de los dedos es lo que determina el nivel de promiscuidad de la persona. Así lo han demostrado los científicos del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford y de la Universidad de Northumbria.

Según ambos científicos, ser infiel no depende de ser hombre o mujer, sino del tamaño de los dedos: cuanto más corto es el índice en relación con el dedo anular, más posibilidad de ser infiel en la etapa adulta.

Estos datos curiosos sobre la salud pueden sorprenderte, y hasta resultarte inverosímiles, pero son fruto de concienzudas investigaciones científicas.