910565814 · 683173998 info@msolucionalasrozas.com

consejos para el cuidado de enfermosLos consejos para cuidar enfermos pueden constituir un valioso tesoro si nos encontramos inmersos en una situación en que debemos hacernos cargo de un familiar, y ello nos origina múltiples problemas, entre ellos el estrés, la ansiedad, la depresión, o los encontronazos y conflictos con esa persona que tanto nos importa, pero con la que a menudo es tan difícil llevarse bien cuando las cosas se ponen especialmente difíciles.

En mSoluciona Las Rozas nos dedicamos especialmente al cuidado de personas mayores y cuidado de enfermos en la zona noroeste de Madrid, por lo que sabemos de lo que hablamos en materia de personas. Sabemos de primera mano que el cuidado de una persona dependiente es, ni más ni menos, una de las principales causas de estrés en nuestro país, lo que termina siendo un problema a nivel físico, anímico y, por supuesto, social. Por lo tanto, hemos de tener en cuenta que cuando cuidamos a otra persona, nosotros mismos nos podemos ver envueltos en situaciones anímicas muy delicadas que pueden acarrear consecuencias palpables en nuestra salud física y psíquica. De ahí que seguir los consejos para cuidar de las personas enfermas sean un apoyo tan necesario aquí.

Cuando tenemos a nuestro cargo una persona dependiente, ya sea por estado de salud o discapacidad, es normal que tendamos a olvidarnos de nosotros mismos. En muchas ocasiones no disponemos de un profesional que nos ayude a lidiar con la carga, y son los familiares los que deciden realizar el gran trabajo de cuidar del paciente a jornada completa. Esto de por sí supone un desafío psíquico y emocional, y también en cuanto a carga física de trabajo, lo que puede producirnos un agotamiento y desgaste en todos los sentidos. Además, el hecho de carecer de conocimientos y profesionalidad en todos los aspectos de lo que significa cuidar a una persona enferma y/o dependiente en su domicilio, asimismo puede constituir un lastre. Es por ello que conviene que escuchemos atentamente la voz de la experiencia a este respecto.

El nivel de compromiso es una de las tareas más grandes a lo que hemos de hacernos cargo. Renunciar a trabajos, planes de ocio y modificar nuestra rutina es algo que en muchas ocasiones es necesario para poder hacernos cargo de la enorme responsabilidad que supone cuidar de un enfermo.

¿Qué suponen estos cambios?

A menudo pueden causar en el cuidador estrés, ansiedad, tristeza, irritabilidad, problemas de salud y temor. De hecho, el cuidado de un enfermo es una de las principales causas de depresión en nuestro país, sobre todo cuando se trata de enfermedades neurodegenerativas ya que estas suelen darse a muy largo plazo.

Las relaciones sociales se ven mermadas, debido al poco tiempo que tenemos para nosotros mismos y, en muchas ocasiones, al impacto económico que supone esta nueva situación. Además, puede darse también la situación de tener que reducir la jornada laboral, por lo que los ingresos a su vez se verán disminuidos. Se interrumpe el crecimiento profesional del cuidador y, además, este se queda sin tiempo libre para descansar (del trabajo pasa a centrase en el cuidado de un tercero). Los consejos para cuidar enfermos han de ayudarnos a sobrellevar tal coyuntura de la forma menos dañina posible.

Estas situaciones generan que el cuidador se olvide de cuidarse a sí mismo. Pedir ayuda, dedicarse tiempo a sí mismo y al propio descanso o pasar tiempo dedicado al ocio no han de suponer un sentimiento de culpabilidad, que en muchas veces se produce. Hemos de tener en cuenta que para cuidar de otro, lo más importante es saber cuidar de uno mismo.

Es importante tener en cuenta varios factores:

  • La persona que depende de nosotros se ve frustrada a menudo por el hecho de no poder disponer de su vida con la libertad física que quisiera. Se ve mermado por las limitaciones, y ello, lógicamente, es una amargura para cualquiera. Hemos de tener presentes los deseos de esta persona y respetarla en todo momento, empatizar con ella para evitar conflictos y también para poder comprender su irritabilidad.
  • Hemos de evitar los comportamientos ansiosos y el agobiarnos. Es fundamental mantener la calma y no dejarnos llevar por las emociones, pues la situación de la persona enferma o dependiente es difícil de por sí.

¿Necesitas ayuda en el cuidado de enfermos en Madrid?

En mSoluciona Las Rozas somos expertos en el cuidado de enfermos en Madrid. En él radica uno de los mayores valores de la empresa y por eso ponemos todo nuestro esfuerzo y nuestra profesionalidad en dar un servicio de máxima calidad. Los consejos para cuidar enfermos emanan de nuestra extensa experiencia profesional y nuestro conocimiento cualificado de lo que es el cuidado a domicilio y el conjunto de tareas y servicios que integra.