mSoluciona Las Rozas Las Rozas

Las Rozas

C/ Comunidad de Madrid, 37 Local 100

Centro Comercial Burgo Centro 2

28231 Las Rozas - Madrid

910565814 - 683173998

El oficio del cuidador. Cuando tú no puedes con todo

empresas de cuidado de mayores las rozas

Antes se llevaba a cabo por parte de los hijos. Sobre todo, de las hijas. Cuidar a nuestros mayores siempre ha sido parte de unas obligaciones vitales que no nos atrevíamos a poner en duda. Hoy en día, todo ha cambiado. Nuestro estrés diario y las obligaciones laborales nos dejan poco tiempo para la conciliación laboral, que año tras año se entiende más como un sueño platónico del que ni pensamos en beneficiarnos.

Y la cosa es clara. Cada día son más los ancianos que viven entre nosotros, lo que ha llevado a crear un nuevo sector que ha pasado de ser vocacional y voluntario a crear verdaderos puestos de trabajo, cada vez más en auge.

El impacto psicológico es, quizá, el más fuerte. Seguido del impacto económico que cae como un jarro de agua fría para las familias con pocos recursos y sin muchas ayudas cubiertas por los sistemas básicos de salud.

Hablemos en plata: limpiar excrementos, hacer comidas, limpiar la suciedad o dar de comer al anciano que un día fue quien te tendió la mano en la transición de gatear hasta que empezaste a andar. Todo esto, por supuesto, combinado con el trabajo que te da dinero para comer. Ellos sufren los efectos de esta tensión, pero el círculo cercano aún más. ¿Cómo se reparten las tareas? ¿Qué haces si das más que tus familiares? Las relaciones se ven suspendidas en un humo de incertidumbre, enfados y desilusiones. Y sobre todo: ¿QUÉ HACER SI ERES HIJO ÚNICO?

Empresas de cuidado de mayores

Hay quien dice que cuando el dinero se gasta bien, no es un gasto, sino una inversión. Falta de tiempo, de paciencia, de recursos… pueden ocasionar en nosotros un fallo en nuestra salud de forma tanto  física como psicológica. Porque seamos serios, es fácil decir que se va a tener paciencia, pero resistir las emociones y ataques de cansancio e ira es sin duda lo más difícil de esta actividad. Cuidarnos a nosotros mismos se convierte en una tarea casi imposible.

Contar con ayuda de profesionales a cualquier hora del día se convierte en la única salida viable para los que se niegan a enviar a sus familiares a una residencia de ancianos, los cuales, a su vez, se ven a menudo demasiado reacios a esta mudanza. En este punto se encuentra también la capacidad de recargar energías una vez terminado el trabajo. Cuando la persona cuidada es nuestro familiar, no existen horarios, ni de desempeño de tareas, ni de desahogo, ni de descanso mental, cosa que no ocurre con un cuidador profesional, que entenderá su trabajo como una valiosa jornada laboral en el que pueda dar el 100% sin miedo a hundirse.

Vocación unida con profesionalidad. El cuidador: una nueva profesión que busca ser la parte de ti que tú, por cuestiones obvias, no puedes llegar a ser.

¿Necesitas ayuda a domicilio? Contacta con mSoluciona Las Rozas sin compromiso



Volver