mSoluciona Las Rozas Las Rozas

Las Rozas

C/ Comunidad de Madrid, 37 Local 100

Centro Comercial Burgo Centro 2

28231 Las Rozas - Madrid

910565814 - 683173998

Cómo comunicarnos con personas con alzheimer o demencia avanzada

manos abuela-nieta

Este es uno de los principales problemas que presentan los familiares de las personas con demencia. En muchas ocasiones se cree que la comunicación ha dejado de existir porque la capacidad de lenguaje verbal del enfermo es mínima. Llega un momento en el que no responden a lo que les preguntas o no coordinan las palabras y pensamos que se ha perdido la capacidad de comunicarnos con ellos. Sin embargo, la comunicación no solo es hablar, también puede ser un gesto o una mirada que dirigimos a alguien para captar su atención. 

Es importante mantener una congruencia entre lo que decimos con palabras y nuestros gestos, para facilitar al máximo el entendimiento. Llega un momento en el que tendrán dificultades para ordenar las palabras y en el que se hará muy difícil la comprensión. En ese caso, lo mejor es tener imaginación para comprender que quieren decir y fijarnos en sus gestos. Lo más conveniente para los familiares o cuidadores es expresarse siempre con frases muy cortas y sencillas.

Otro dato  a tener en cuenta es que no se les debe llevar la contraria, porque solo se consigue alterarles y no se llega a ningún entendimiento. La paciencia y la comprensión son claves. Y fundamental en estos casos es, por supuesto, hacerles llegar el máximo cariño posible mediante palabras y, sobre todo, a través de las caricias y los gestos. Esto es lo que más necesitan y lo que más añoran en según qué situaciones.  

Se debe ser realista y tener muy claro que la conversación adulto-adulto ha dejado de existir y que tenemos que bajar a su nivel para hacernos comprender. Ante todo, hay que reforzar siempre su autoestima y mostrarle el valor de lo que dice o hace, porque el enfermo sigue guardando sentimientos y emociones y, aunque creamos que no comprende nada, sí que percibe las situaciones. 

La estimulación cognitiva también es importante. Explicarle al enfermo de la acción que se va a realizar en cada momento: “vamos a coger una manta, porque hace frio”, “vamos a cambiarnos de ropa, porque está sucia”, etc. Esto es relevante, especialmente, cuando la enfermedad no está muy avanzada, ya que frena su avance haciendo que el enfermo conserve el máximo tiempo posible sus capacidades. Actividades como cantar, bailar o dibujar pueden resultar de gran ayuda para mantener su mente activa. 

Todos estos consejos son básicos para el cuidado de mayores y por eso mSoluciona Las Rozas pone todos los medios y la información posible al alcance de cualquier persona que los necesite.  



Volver